10 razones por las que los menores de 12 años SÍ deberían usar dispositivos electrónicos

10 razones por las que los menores de 12 años SÍ deberían usar dispositivos electrónicos

10 razones por las que los menores de 12 años SÍ deberían usar dispositivos electrónicos 622 350 Orientatic

Desde la semana pasada me ha llegado este artículo por distintas vías y por todas las vías que me ha llegado he intentado responder, siempre he respondido lo mismo: no puedo estar más en desacuerdo.

Sin entrar en las fuentes ni en la pobre base pedagógica del artículo, que expone las 10 principales razones por las que los menores no deberían usar dispositivos móviles, estas son las 10 principales razones por las que SI deberían usar dispositivos electrónicos y, sobre todo, las 10 principales pautas sobre cómo debemos (sus adultos) enseñarles a hacerlo correctamente.

No tenemos que olvidar que una cosa es el dispositivo (continente: móvil, Tablet, tv, pc…) y otra muy diferente el contenido (internet, YouTube…). El contenido es accesible desde cualquier dispositivo.
Tampoco hay que confundir los problemas de las ondas, las antenas, etc. con los dispositivos y los contenidos a los que se acceden a través de ellos.

¿Por qué los menores de 12 años SI deben usar dispositivos electrónicos?

  1. Las teorías de aprendizaje empiezan a asumir en sus premisas cómo afectan los contenidos digitales a la manera de procesar la información para que ésta termine siendo aprendizaje. Está claro que los nativos digitales aprenden diferente, solo hay que saber cómo es su proceso de aprendizaje y ver cómo podemos hacerlo más eficaz. De ahí a que, como dice el artículo, afecte al tamaño del cerebro…en fin.
  2. Les ayuda a trabajar desde las competencias básicas hasta las más avanzadas: desde la psicomotricidad fina hasta lecto – escritura, por no hablar de resolución de problemas y lenguaje audiovisual. Además, se desarrollan aplicaciones y contenidos específicos para diferentes problemas de aprendizaje y conducta, por muy minoritarios que sean. Ayudan a educar, a compartir la experiencia de educadores.
  3. Han de conocerlas porque la competencia de comunicación digital les resultará indispensable para desenvolverse en el mundo laboral, no solo para encontrar empleo, también para desarrollar su trabajo. la comunicación a través de dispositivos móviles está hoy en día asociada a todo tipo de trabajo, no hablo de los de alta cualificación.
  4. Su vida está y estará disponible desde esos dispositivos. Hagamos que eso tenga sentido, que lo hagan con responsabilidad y sabiendo lo que hacen.
  5. Los contenidos en formato digital forman parte de sus vidas, tienen que aprender a seleccionarlos y filtrarlos con criterio, un criterio que vaya madurando a medida que van creciendo. El contenido al que tienen acceso debe ser adecuado a su edad, tanto el contenido que ven en la tv como al que acceden desde un móvil, un Tablet o un PC.
  6. Les motiva y esto es básico para el aprendizaje. Los desarrolladores de contenidos, que muchas veces son ellos mismos, ayudan a mantener la motivación y, por lo tanto, fomentan y facilitan el aprendizaje.
  7. Ayudan y promueven el aprendizaje informal. Esto quiere decir, de nuevo, que facilitan el aprendizaje. La clave está en poner a su disposición los contenidos adecuados en el momento adecuado, para que el aprendizaje se produzca.
  8. Democratizan el acceso al conocimiento. No hay límite a la distribución de contenidos, para lo bueno y para lo  malo. Si les enseñamos a utilizarlo para bien, no solo accederán al conocimiento, además, aprenderán y contribuirán al aprendizaje colectivo.
  9. Cambian los parámetros de la comunicación, la globaliza, lo que hace que la información fluya de una manera que para nosotros es artificial, pero no para ellos. La importancia de ir a la fuente de la información, de conocer diferentes puntos de vista y poderse generar una opinión propia. De ahí la importancia de que aprendan a buscar, no solo a consumir lo que se les propone.
  10. Son el lugar donde CREARÁN sus propios contenidos y los querrán exponer a los demás. Ese es el punto máximo del aprendizaje, el de quien los crea, quien explica a otros. Es la base del aprendizaje distribuido, en línea, compartido, al servicio del aprendizaje mismo. Esto no ha pasado nunca.

En definitiva, en lo que hay que insistir es en el uso que se da al dispositivo y en la adecuación de los contenidos a la edad y circunstancia de los menores. Solo la responsabilidad de los adultos hará que ese uso sea para bien. Si nos escodemos, si nos negamos, si prohibimos…nos daremos contra la misma pared una y otra vez, así que, a ponernos a ello! porque la responsabilidad es nuestra.