Redes Sociales y educación en el tiempo libre

Compartir en
El tema de las redes sociales afecta a todos los entornos de la vida de un menor y de un adolescente. Hace unas semanas intervine en un curso de monitores de tiempo libre, en kirikiño. El tema tenía miga porque directamente se trataba de analizar los conflictos trasladados a entornos vituales y de redes sociales.

Los monitores de tiempro libre, tienen un posicionamiento increiblemente bueno para trabajar los básicos de comportamiento y la mediación en conflictos que vienen dados o que tienen un reflejo en las mismas. Porque ellos son los adultos más aceptados en el entorno de un menor, diría que, en la mayoría de los casos, los únticos adultos respetados. Solo hay un problemilla: que la mayoría de los padres no les creen con criterio suficiente como para actuar o mediar en algo tan serio como las redes sociales. Pero no tenemos en cuenta que son a los únicos adultos a los que dejan asomar en sus redes, a los que quieren invitar a sus redes, los únicos adultos que les niegan estar en sus redes sociales. En definitiva, los únicos adultos que ponen alguna norma en relación con las redes sociales.

La posibilidad que tienen los monitores de integrarse y actuar desde el punto de vista del ocio se nos hace tan ajena a los adultos que se nos olvida lai mportancia que tiene esa actuación.

[slideshare id=14624221&w=427&h=356&style=border-width: 1px 1px 0; border: 1px solid #CCC; margin-bottom: 5px;&sc=no]
Como siempre que hablamos de redes sociales y menores adolescentes, llega un momento que nos quedamos sin respuestas. Unas veces antes y otras después.

Cuando hay escaso conocimiento de las mismas las preguntas son de pura supervivencia, centradas en lo más negativo de las redes:

  • ¿Son adictivas? ¿qué hacen ahí? uniéndolo siempre con conceptos como pornografía, desconocidos, compartir fotos, etc.
Cuando hay conocimiento de usuario las preguntas cambian y tienen más que ver con la parte relacional y de control parental, queremos controlar lo desconocido.
  • ¿Quiénes son sus amigos? ¿aceptará invitaciones de desconocidos? ¿Cómo puedo hacer para ver lo que hace sin que él lo sepa?
Las preguntas son normales cuando algo se desconoce. Todos queremos que todos los que tenemos que ver con un trocito de sus vidas asumamos la parte de responsabilidad que nos toca. El problema es que no sabemos cómo actuar. En eso estamos. Normativizar las redes sociales, que los adultos se incorporen a las mismas de una manera activa, las conozcan en profundidad, etc. es la clave para perderles el miedo y para incorporarlas como un entorno educativo más en el que intervenir.
Compartir en
Sobre la autora

Mertxe Gordillo

Soy una constante "aprendiza de la vida" y una apasionada del aprendizaje, de la pedagogía y de la tecnología, con las que llevo conviviendo prácticamente toda mi vida profesional. Por eso, tecnología con corazón. Conoce lo que me mueve, mis inquietudes y los eventos en los que participo en el apartado Sobre mi.

Dejar un comentario