Ciberbullyng. El punto de vista institucional

Compartir en

Hace ya un tiempo el Gobierno Vasco presentaba el protocolo de actuación escolar frente al ciberbullyng. El documento en sí, elaborado por el Equipo Multidisciplinar de Investigación del Ciberbullyng (EMICI), me parece excelente. Tanto los indicadores de detección, como la identificación de roles (desde la escuela y la familia hasta la legislación) y el papel de cada uno de ellos en todo el proceso de la sospecha y el hecho del ciberbullyng es realmente completo.

Me parece un avance, primero que se reconozca el ciberbullyng como una modalidad de bullyng escolar que afecta a la socialización de las personas que lo sufren. El reconocimiento de que el bullyng adquiere otra dimensión cuando se expande a través de las tecnologías y, particularmente, a través de las redes sociales. Ponerle nombre es dotarla de masa, de realidad. Y ya que tenga un protocolo de actuación desde el marco escolar, afectando al familiar, es un punto positivo.

Aun así, he echado en falta dentro del protocolo varios aspectos que me parecen críticos:

  • Actuaciones específicas de prevención. Tanto desde el centro escolar o apoyándose en entornos sociales que ya existen para otros programas de prevención (drogadicción, embarazos no deseados, etc…..), por ejemplo, los educadores de calle. Y también la prevención desde casa, desde la familia.
  • Acciones desde dentro de las propias redes sociales, esto es lo que más me ha llamado la atención. Tener mediadores dentro mismo de las redes sociales, formar a los y las jóvenes en protocolos de actuación desde las propias redes,me parece básico para trabajar la socialización en estos nuevos entornos. Tengamos claro que las personas nos socializamos en nuestra vida contando con unas pautas claras y constantes que nos aportan las personas adultas que nos rodean (familia, escuela, etc.). La socialización en las redes sociales no incorpora pautas adultas, tiene sus propias normas, las que, implícitamente, tiene cada propia comunidad. No hay mensajes repetitivos desde distintos focos. Esto es lo que hace más débiles a los ya débiles, en las redes sociales están solos. Por eso introduciría roles como los de cibermediadores.
Por último, para hacer frente a este reto de combatir el ciberbullyng, me parece que el plan de formación va a tener que ser muy ambicioso, porque muchos de los docentes y de los padres y madres tenemos un gran desconocimiento de la profundidad de este tema.
Bienvenido este paso, estoy deseando que se pongan en marcha los siguientes.
Compartir en
Sobre la autora

Mertxe Gordillo

Soy una constante "aprendiza de la vida" y una apasionada del aprendizaje, de la pedagogía y de la tecnología, con las que llevo conviviendo prácticamente toda mi vida profesional. Por eso, tecnología con corazón. Conoce lo que me mueve, mis inquietudes y los eventos en los que participo en el apartado Sobre mi.

Dejar un comentario