Hacernos visibles para el empleo

Por Mertxe Gordillo / 16 septiembre, 2015
Compartir en
Hace un tiempo un twet de @Yoriento decía así: «El verdadeo .0 es el que te encuentra.» Idea que comparto en con @ @@ presentes :-)»
Estoy de acuerdo, aunque tengo que decir que todavía se impone el sistema tradicional de intermediación, que podemos llamar intermediación 1.0.

La intermediación 1.0. está basada en unos pilares que hay que modificar sensiblemente para convertirla en una buena intermediación 2.0.:

  • La presencialidad. La intermediación tradicional requiere de presencia para entregar documentación, para conocerlo físicamente, para toda una serie de acciones previas al proceso de selección real. Esto es necesario, claro, conocer al candidato. La mayoría de esa información que el servicio de intermediación requiere en presencia, el candidato 2.0. ya la ofrece (o la puede ofrecer) en redes sociales de networking profesional (mayoritariamente en Linkedin). La presencialidad la dejaría para aspectos relacionados con el empleo real en sí mismo: la entrevista en la empresa, por ejemplo. Aunque también es verdad, que si se necesitan varias entrevistas, la primera podría hacerse por skype o por Gtalk-video, por ejemplo, que para una primera toma de contacto de «descarte» es perfectamente válido.
  • El C.V. Todos los aspectos de un C.V. lo podemos encontrar en perfiles de redes sociales, empezando por linkedin: historial formativo y laboral, recomendaciones y contactos profesionales. También podemos obtener información sobre intereses y hobbies (incluso más allá de «leer» y «nadar» que es lo que se pone en el C.V. casi por defecto). La intermediación 2.0. hace al intermediador responsable de determinar cuál es la información más interesante y de recopilarla, aseguro que no cuesta más que solicitar el C.V., un par de entrevistas, etc…La persona en búsqueda activa de empleo actualiza continuamente su historial en estas redes, por lo tanto, tenemos aquí la información al día.
  • El formulario. Este es un guió a los servicios de intermediación tradicional con presencia en internet pero que siguen siendo muy 1.0. Seguramente están en un momento de transición y yo diría que, la clave está en que, además del formulario propio, para aquellos que aún no tienen perfil en las redes sociales, deberían crear la opción de «link a tu perfil en xxxxx red social». Se da así la opción de que la persona candidata pueda incluir esos perfiles en los que está toda su información.
Esto da miedo. Si yo fuera una empresa o un servicio público de intermediación, me daría un poco de vértigo esta realidad. Pero diría que puede irse poco a poco, se pueden ir incorporando nuevas modalidades de intermediación, pueden convivir, siempre y cuando se de respuesta a todo tipo de candidat@s.
Pensemos en una persona que está en búsqueda activa de empleo basándose en la Web: ¿tiene que rellenar un formulario para cada servicio de intermediación privado? tiene que actualizar en diferentes sitios cada formación y cada experiencia? en cuántos sitios? en 10? Eso es un trabajo «administrativo» que no lleva a ningún sitio, sobre todo si ya tenemos lugares en la Web en los que nos encargamos de mantener esa información actualizada.
El 2.0. también empieza a cambiar los perfiles de la intermediación laboral, ese es el gran reto. Algún ejemplo de intermediación 2.0. que me gusta especialmente y que responde a los principios 2.0.: 
currofile, en twitter.
incorpora los principios 2.0. a la perfección: centrada en el usuario. Incorpora «el usuario destacado», es un servicio muy muy dinámico. Al que está buscando empleo le da la sensación real de tener opciones al momento. Ofrece resúmenes de la semana. Atiende personalmente al usuario (no al follower), activa a sus followers….en resumen, una intermediación 2.0. profesional y muy bien dinamizada. Os animo a conocerla! Creo que se puede aprender mucho de esta experiencia!
 
Compartir en
Sobre la autora

Mertxe Gordillo

Soy una constante "aprendiza de la vida" y una apasionada del aprendizaje, de la pedagogía y de la tecnología, con las que llevo conviviendo prácticamente toda mi vida profesional. Por eso, tecnología con corazón. Conoce lo que me mueve, mis inquietudes y los eventos en los que participo en el apartado Sobre mi.

Dejar un comentario