Padres, hijos, abuelos y tablets

Compartir en
laptop-notebook-working-outside-medium
Vengo de un verano en el que he visto cómo los tablets se han convertido en los reyes de la sobremesa, de la piscina y se libra la playa…pero por la arena.

Los niños y niñas los usan como televisión, como consola, como cámara de fotos y de vídeo, vamos que lo usan como lo que es: un soporte de ocio.La evolución del uso tiene varias características a destacar:

  1. La propiedad es de los peques. Dos niños, dos tablets. Dos niños + 2 mayores = 3 tablets.
  2. La edad de los propietarios. El año pasado ya parecía que la edad mínima estaba en la comunión. Este año ya vamos bajando a los 7 y 8 años.
  3. El adelanto de la experiencia individual, fomentada por estupendos cascos, maravillosas fundas para ajustadas a los personajes de series y dibujos de niños y niñas. Por supuesto las series que ven los chavales a esta edad fomentan ese tipo de uso.
  4. Conexión 3G incluida, por supuesto, con contraseña apropiada a un niño o niña de su edad: su nombre.

people-woman-girl-technology-mediumEl paralelismo que hacemos los padres y madres de hoy es claro: para nosotros es casi como el Discman (no voy a decir Walkman para no sentirnos muy mayores) que llevábamos en nuestras vacaciones de verano con…12 años más o menos. Y el tipo de mensaje que lanzamos respecto al tablet, es muy parecido al que nos lanzaban a nosotros:

  • “baja la voz que te vas a quedar sordo”
  • “no participas en la conversación, deja ya eso y quítate los cascos”
Esta es la referencia que tenemos y, por lo tanto, la que utilizamos, como es normal. El problema reside en que no es lo mismo. 
  • Un discman nos ofrecía música, exclusivamente, igual que hacía un mp3 (quién se acuerda de ellos), eran contenidos enlatados, controlables. Si a un padre no le gustaba el contenido, lo escondía, lo tiraba…puede que no hubiera muchas normas pero bastaban en la mayoría de los casos.
  • Un tablet es el soporte del contenido global: el acceso a internet, a las apps, a todo.
Antes de continuar, tenemos que tener presente que los nativos digitales vienen de aquí:




Llevan la tecnología en el ADN y la van a tener en todas las facetas de su vida: el juego, el cole, el trabajo, el ocio, la familia, los iguales…por eso hace falta hacerles discernir, acompañarles, guiarles.


Entonces: ¿es malo regalar a un niño de 7 años un tablet? En sí mismo no es malo, pero cuidado con respirar aliviados, hay unas normas:

0.- El dueño de la contraseña para acceder al tablet y para descargarse una app (que son dos contraseñas diferentes) es un adulto. Pero NO SOLO somos los guardianes de la contraseña, también somos los que revisamos sus juegos y aplicaciones, los que jugamos con ellos, los que les enseñamos.
1.- El uso se hace en lugares comunes hasta que aprenda a usarlo con responsabilidad.
2.- Lo ideal es que el uso sea compartido, pero ya si se le regala personalmente, sería una contradicción y una injusticia infantil…Aún siendo suyo, está bien fomentar el uso compartido. Para esto, podéis bajar aplicaciones para jugar en familia (juegos de mesa, parchis, oca…).
3.- El uso de YouTube y de internet tiene que estar especialmente vigilado, delimitado y restringido a contenidos apropiados a su edad. Es importante que sepan que hay cosas que pueden ver y cosas que no, como en la tele, en el cine, en el móvil, etc. 
4.- Tiene que haber un tiempo limitado de uso, el que decidáis (nunca más de una hora), pero uno, inamovible por lo menos en una año.
5.- Intentad atrasar el uso de cascos, la experiencia individual…lo más tarde posible.
6.- Termino como empezaba: la responsabilidad es nuestra, de los padres, no se la podemos ceder a los abuelos.

Recordemos que un niño que no hace ruido…no está jugando y, por lo tanto, no se divierte, solo consume.

En definitiva, nosotros, los padres, somos los responsables del buen uso de las tecnologías por parte de nuestros chavales. 

Mientras tanto, a nivel de educación reglada se va avanzando a pasos agigantados, aunque todavía no se ve una estrategia de aplicación global: a la didáctica y a la metodología, al curriculo, a las unidades didácticas, al soporte…





Compartir en
Sobre la autora

Mertxe Gordillo

Soy una constante "aprendiza de la vida" y una apasionada del aprendizaje, de la pedagogía y de la tecnología, con las que llevo conviviendo prácticamente toda mi vida profesional. Por eso, tecnología con corazón. Conoce lo que me mueve, mis inquietudes y los eventos en los que participo en el apartado Sobre mi.

Dejar un comentario